Yoga de la risa

El Dr. Madan Kataria comenzó a practicar el yoga de la risa en la India, en el año 1995. Este inicio se dió con un pequeño grupo de cinco personas en un parque; ahora, el yoga de la risa se ha extendido por todo el mundo, trayendo innumerables beneficios a la salud de quienes lo practican.

El yoga de la risa se basa en una idea simple, ya que cualquier persona puede reír sin una razón aparente, no necesitamos bromas, o cualquier otro estímulo externo para reír. Como lo explica el Dr. Madan Kataria:

“Iniciamos la risa como un ejercicio en grupo, y cuando se hace contacto visual con los demás, pronto se convierte en una risa contagiosa real”.

El ejercicio que se deriva de la risa mejora la respiración, por lo que se lleva más oxígeno a las células del cuerpo, se dice que 10 minutos de risa equivalen a 30 minutos en una máquina de remo; y hoy en día, en el que la gente no tiene tiempo para hacer ejercicio, lo mejor es reír durante 10 minutos para ejercitarnos.

El aumento del flujo de oxígeno en el cuerpo y el cerebro, da como resultado una disminución de la presión arterial, un sistema inmune más fuerte, y menos estrés.

Lo más sorprendente de esta práctica es que a la gente le resulta fácil reírse sin razón en absoluto, y luego de cada sesión, tanto la mente como el cuerpo se sienten tranquilos y saludables.

Según los especialistas en esta practica, combinar la risa con el yoga es más beneficioso que cualquier otro tipo de entrenamiento, esto se muestra en las palabras de uno de los especialistas:

“Recomendamos la risa en combinación con cualquier otra actividad; sin embargo, el beneficio del yoga de la risa es que nos encontramos en un ambiente de grupo, participando en ejercicios de la risa que nos ayudan a lidiar con las tensiones de la vida diaria…asimismo, nos relacionamos con los demás, lo que nos permite retroalimentarnos de la risa. Cuando nos reímos juntos, haciendo contacto visual, aumenta la cantidad y autenticidad de nuestra risa”.

Durante la práctica se incluyen respiraciones yoguicas o pranayama, que ayudan a aumentar la cantidad de oxígeno en el cuerpo. Es así como el yoga de la risa refuerza la conexión entre el cuerpo, la mente y el alma.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *