Yahweh (parte 1)

Yahweh (parte 1)

Yahweh (Yahvé) fue el dios original de los reinos de Israel y Judá. El origen de su culto se remonta a la Edad de Hierro o tal vez la última edad de bronce. Su nombre puede haber sido un epíteto a El, cabeza del panteón cananeo en la Edad de Bronce (“El que está presente, que se hace manifiesto”), o un gran dios Arábigo.

Sin embargo, no existe referencia a un dios de este tipo en culturas anteriores; esto se afirma en la literatura bíblica más antigua (que abarca once o doce siglos) en donde es visto como un guerrero divino que lidera un ejército celestial en contra de los enemigos de Israel, y que tiene un pacto con los israelitas para protegerlos siempre que no adoraran a ningún otro dios. Tal pacto no había sido previamente conocido en la religión del Cercano Oriente. Los israelitas de ese modo se consideran el pueblo escogido de Dios.

Para Yahvé fueron asignados atributos cósmicos que se atribuyeron anteriormente a otros dioses, en particular Baal, El y Asera. Yahvé se convirtió en el dios supremo al destruir panteones antiguos de dioses y diosas. Yahweh creció muy intolerante.

Para entender mejor la rivalidad entre los dioses hay que saber que las naciones antiguas tenían su propio dios nacional. Por lo tanto, la creencia en el Señor separa o distingue a los israelitas de los moabitas, los niños de Moloc, que adoraban a Quemos o Milcom, dios de los amonitas. En el caso de Yahweh, los estudiosos creen que reemplazó a El que fue originalmente el dios de Israel; así, Yahvé se convirtió en sinónimo de El, que significa “dios”, cabeza del panteón cananeo con Asera como su consorte y Baal, más las otras deidades.

Ciertas tribus introdujeron a Yahweh. El concepto se extendió y más se creía en él. Asera se convirtió en la consorte de Yahvé. Al principio Yahweh y Baal coexistieron y en la competencia Yahvé finalmente resulto ser el campeón. Se sugiere que la influencia y permanencia de Yahweh en la religión fue gracias a Saúl, el primer rey de Israel.

Cuando Israel heredó la religión cananea -incluyendo su panteón- Yahvé era uno de los 70 hijos de El, siendo cada uno un patrón sobre cada una de las 70 naciones. Esto se menciona en varias obras, según el número de hijos divinos Israel es la parte de Yahvé.

Yahweh (parte 1)

Imagen: churchfchrist


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *