Usos de los alfileres en la magia

Los alfileres se utilizan tanto en la magia como en la brujería, generalmente en la denominada la magia simpática. Según la superstición, nunca debes descuidar tus alfileres o recoger un alfiler que encuentres en la calle, porque se dice que las brujas pueden utilizarlo en tu contra o puedes recoger algún hechizo que no estaba destinado para ti.

Las brujas medievales utilizaban alfileres torcidos en sus brebajes para lanzar hechizos malignos, así como para romperlos. En consecuencia, las brujas, para bendecir a los amigos con la felicidad y la prosperidad, tomaban un limón a la medianoche y recitaban las invocaciones apropiadas a la vez que pegaban varios alfileres de colores en la fruta: por el contrario, para lanzar un maleficio o una maldición sobre un enemigo, se recitaban invocaciones diferentes, mientras que se pegaban alfileres negros en la fruta.

En los ensayos de la brujería de los primeros siglos, los alfileres se utilizan para pinchar personas, especialmente a las mujeres, para localizar lo que se denominaban las marcas del diablo -manchas insensibles al dolor- sobre el cuerpo. Tales marcas, indicaban que la persona era una bruja.

Según la tradición inglesa, el poder de una bruja podía ser destruido por pinchazos con alfileres en una paloma o clavando alfileres en el corazón de una gallina robada. En los casos de posesión demoníaca, la persona poseída frecuentemente vomitaba alfileres, junto con otros objetos extraños.


Te Puede Interesar

Leave a Comment