Tipos de misticismo

Sabemos que el misticismo es un dogma y una práctica que integra al ser humano con la divinidad, lográndose a través de la introspección; hoy vamos a explicar las dos corrientes principales en las que se divide el misticismo, que son: el misticismo a través de la identificación y el misticismo a través de la relación.

En el misticismo por identificación, la persona o el místico intentan convertirse en una divinidad, al seguir su “modo de vida y enseñanzas”; un claro ejemplo de este tipo de misticismo lo vemos en el Budismo, en el que el budista trabaja para alcanzar el nirvana, que es el principio divino en esta religión.

Sin embargo, para los occidentales esta clase de misticismo -si no es llevada de la manera correcta- puede llegar a ser peligrosa y/o blasfema, pues debido a nuestra cultura en la que las creencias pueden ser un poco más débiles y la sociedad es distinta, muchas veces al equipararnos con una divinidad podemos caer en la megalomanía, equiparándonos al mismo nivel de Dios.

El otro tipo de misticismo es por relación, en este la relación con Dios o la divinidad ocurre dentro de nosotros mismos, creándose el vínculo dentro de nuestra alma y nunca pensando que podemos llegar a ser Dios, sino más bien cultivando la conexión a través de una vida ejemplar y meditación (introspección).

Independientemente del tipo de misticismo que decidas practicar, lo importante es establecer la conexión con lo divino a la vez que comienzas el proceso de auto-conocimiento a través de cerrar tus sentidos.


Te Puede Interesar

Leave a Comment