Tipos de magia

Muchos de nosotros hemos escuchado que existe la magia blanca y la negra, cuyos nombres derivan del tipo de resultado que se busca conseguir; pero existen otros tipos de magia, cuyas denominaciones derivan de las prácticas que se realizan para lograr su efecto, como por ejemplo, la magia imitativa, en el que se busca un resultado mediante imitar las acciones finales que se quiere que ocurran.

Los tipos de magia más conocidos son:

Magia blanca: es la que se utiliza para la sanación y/o protección, para ser realizada se debe tener un alto grado de espiritualidad y buenas intenciones.

Magia negra: se realiza con fines maléficos, utilizando los poderes de los espíritus malignos con la intención de dañar a alguien más.

Magia celestial: es la creencia que los planetas son regidos por espíritus, y que éstos a su vez tienen influencia en las personas.

Magia ceremonial: utiliza la ceremonia como el medio para conseguir los favores de las divinidades, se ensalzan los sentidos (vista, oído, gusto, tacto y olfato); la idea es transportar al mago hacia la realidad mística o invocar a los espíritus mediante técnicas medievales.

Magia contagiosa: se basa en la idea de que los objetos generan un enlace con su dueño y pueden ser dañados a través de éstos.

Magia defensiva: es la que se usa para defenderse de otros hechizos.

Magia alta: son rituales para mejorar la condición espiritual de quien la practica, y lograr la comunicación con el ángel de la guarda.

Magia imitativa: es el uso de la imitación del resultado final para provocar que suceda en la vida real; puede ser utilizado para magia blanca o negra.

Magia baja: se usan para obtener fines utilitarios tales como un aumento de sueldo, conseguir novio, mudanza, etc.

Magia natural: es aquella que se usa para influir sobre los fenómenos naturales, un buen ejemplo es el ritual para atraer la lluvia.

Magia sexual: son rituales destinados a influir en el proceso de fecundación.

 

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment