Tiempos de Quema

El término tiempo de quema se refiere a “cualquier deseo devenganza, prejuicio o persecución que se realice contra brujas, neo-paganos o cualquier grupo religiosos o no”; es decir, se trata sobre como se juzgaban a las personas que conformaban cualquier grupo minoritario, sobre todo en al época medieval.

Históricamente, el término designa (en especial para las brujas) el período en la historia occidental en el que se produjo un intenso ardor en los cambios culturales, políticos y religiosos; además de la quema de brujas como castigo por hechicería. Este lapso de tiempo es tristemente conocido por su vengativa cacería de brujas que se estendió desde mediados del siglo 15 hasta el siglo 18.

Se dice que la idea de quemar brujas tiene su origen en las palabras de San Agustín, quien señaló “los paganos, judíos y herejes arderán por siempre en el fuego eterno con el diablo, a menos que sean salvados por la iglesia católica”.

En este caso, las brujas también son consideradas herejes, sobre todo durante la época de la inquisición; su castigo se basaba en que el fuego purifica todos los pecados, y por ende, el fuego eliminaría todo el mal que podría haber realizado la bruja.

La quema de brujas era un espectáculo público, pues ésta se producía casi de inmediato cuando terminaba el juicio; en las pocas horas de vida que le quedaban a la condenada, debía soportar tortura psicológica para expresar arrepentimiento mientras era quemada viva.


Te Puede Interesar

Leave a Comment