Terapias Alternativas: Colorterapia

El color es una forma de energía que puede ser dirigida durante el trabajo de sanación, bien sea a través de la visualización, la meditación, y en la protección del estudio del aura o campo energético. El color es definido por las frecuencias de la luz; es decir, la frecuencia de onda en la que la luz se refleja en un objeto, nos indica su forma y color, y tomando en cuenta que la luz es energía, estas mismas frecuencias se pueden utilizar en la curación de la energía, puesto que en el trabajo de la misma, cada color tiene propiedades únicas que se pueden utilizar para aliviar el dolor entre otras alteraciones.

El color se puede utilizar de diversas maneras para lograr la sanación, y la mayoría de ellas implican visualización. Al visualizar la sanación que queremos que ocurra en nuestro cuerpo, lo estamos programando o entrenando para que acepte ese estado de salud; esto forma la parte principal de mejorar la energía.

Los beneficios de utilizar los colores para trabajar la energía de sanación son:

– Aumenta la energía de los chakras.

– Envía las frecuencias de la energía a zonas específicas del cuerpo.

– Alivia los dolores.

– Conecta el cuerpo con las emociones y las energías.

Los colores más utilizados son:

Rojo: se utiliza para expresar estados de ira y pasión.

Azul: indica la calma, paz o disminuir la tristeza.

Amarillo: incrementa la energía e inteligencia.

Verde: mejora el crecimiento (emocional, físico).

Naranja: referido a la vida sexual.

Violeta: mejora la vida espiritual.

Principalmente se hace la visualización de los colores sobre los chakras o alrededor del cuerpo, de igual modo, puedes dirigir la visualización de los colores hacia las articulaciones u órganos que presenten alteraciones.

Obviamente debes escoger el color de acuerdo a lo que deseas mejorar, y por lo tanto debes evitar algunos colores para dolencias específicas (por ejemplo, para el cáncer debes evitar el verde porque estimula el crecimiento).


Te Puede Interesar

Leave a Comment