Técnicas de persuasión

Para alcanzar metas en la vida, hay ocasiones en que debemos persuadir a las personas en que estamos en lo cierto, argumentar, refutar y vender…productos o ideas.
Pero en algunos casos necesitamos persuadir o convencer, y para ello existen las técnicas de persuasión. ¿Cómo hacer para convencer a la gente que pruebe un producto, que obre correctamente, que nos brinde su ayuda o que se ayude a sí misma?

Técnicas de persuasión

De acuerdo a investigaciones de programación neuro lingüística, la mejor manera de comunicar y persuadir es en primer término escuchar a la otra persona, para saber cómo procesa la información.
Si, por ejemplo, nuestro interlocutor contesta a nuestras preguntas con un “supongo que es así” lo mejor es comunicarse empleando los términos “usted supondrá que…”.

Escucha las palabras más mencionadas por tu interlocutor y empléalas al elaborar tus frases.
De esta forma se genera una buena comunicación entre tú y el receptor, pues ambos  se conducen en base a los mismos parámetros de procesamiento de la información.

Cómo convencer a una persona

Mira a los ojos a tu interlocutor y llámalo por su nombre. Esto es muy importante como forma de hacer contacto personal y hacer que la persona escuche lo que quieres comunicar.
Se trata de hacer que la persona se sienta halagada, pues a todos les gusta oír su nombre. Ten en cuenta también las preferencias de la persona. Si no tienes confianza, no uses un diminutivo, apodo o un nombre que a la persona le desagrada. Lo mejor es hacerle la pregunta respetuosamente. ¿Puedo tutearlo? O ¿Me permite llamarlo de tal forma?

Luego de que sabes cómo dirigirte a tu interlocutor y sabes cómo éste procesa la información, expresa tu mensaje claramente. Haz aseveraciones de los beneficios de tu proposición intentando que la persona conteste positivamente. Para ello puedes hacer preguntas directas que se deban responder con un “sí”, tales como: es un plan muy cómodo, ¿verdad? A usted le sería de mucha utilidad, ¿cierto?

Utiliza el mismo lenguaje corporal que tu interlocutor. Si la persona se pone de pie, párate, si se ríe, ríe. Habla de modo simple y claro, siendo sincero en lo que expresas. Busca el interés de la persona en base al beneficio que le puede reportarle tu propuesta, sin engañarlo ni intentar forzarlo…y tendrás el éxito asegurado.

Imagen


Leave a Comment