El Efecto Mozart

El efecto Mozart se dió a conocer a mediados de los 90, cuando los científicos de la Universidad de Stanford en California encontraron que al escuchar una determinado sonata de Mozart aumentaban las puntuaciones en los tests de inteligencia y concentración en estudiantes. Se ha encontrado que la música puede tener un efecto calmante y causar la liberación de endorfinas, asimismo, la música también puede ser vigorizante, y nos ayuda a liberar los recuerdos de ciertos momentos de nuestras vidas (tanto positivos como negativos).

Read More