Posesión espiritual (parte 1)

A diferencia de la posesión demoníaca donde se cree que la persona está poseída por el diablo o sus demonios, la posesión espiritual es un desplazamiento voluntario de la personalidad. Los espíritus, ya sean dioses, ángeles, demonios, entidades avanzadas o los muertos, están invitados a entrar en un ser humano para educar, comunicarse con los vivos, o simplemente porque no se dan cuenta que están muertos y necesitan ayuda para pasar al otro lado.

Read More