Superarse con autohipnosis

Si no te es posible pensar de forma convincente acerca de lo que puedes lograr, tu inconsciente puede trabajar de forma efectiva para alcanzar tus metas. Los resultados que se logran con la autohipnosis son, aunque parezca increíble, inmediatos y perdurables. Superarse con autohipnosis es algo así como convencer al subconsciente de que trabaje en favor nuestro.

Estudios científicos han demostrado que nuestro cerebro piensa en seis niveles simultáneos. Uno de ellos es consciente y cinco son inconscientes. Por ello pedirle a nuestra sexta parte del cerebro que se ponga a trabajar en pos de un objetivo a veces es extremadamente difícil, cuando el inconsciente, que es quien hace la mayor parte del trabajo, ejerce presión en sentido contrario.

Cuando se está en un nivel de relajación total con la mente enfocada en una idea u objeto, el subconsciente es muy susceptible a la sugestión, es decir, podemos “engañarlo” para que acepte y comience a trabajar en pro de los objetivos que plantea nuestra mente consciente y de esta forma, llegar a un estado integral óptimo de auto confianza.

¿Cómo superarse con autohipnosis? La práctica

Los ejercicios de autohipnosis son similares a los conocidos como las técnicas de visualización. Se llevan a cabo durante 20 a 30 días, de modo diario, siempre en el mismo lugar y bajo las mismas influencias del entorno, ya sea la misma música, la misma luz, velas, sonidos naturales, etc.

Comienza generando una ambientación acorde que te permita lograr un estado de relajación completo y escribe un “guión” acerca de lo que quieres lograr en el lapso de un mes.
Acto seguido releelo, teniendo en cuenta que este escrito es fundamental y no puede estar escrito de forma errónea que pueda enviar mensajes equívocos a tu inconsciente. Es decir, si dejas deslizar una frase que pueda malinterpretarse, puedes llegar a generar los resultados contrarios.

Por ejemplo, el inconsciente no distingue las frases negativas y positivas redactadas de forma confusa, como “no soy un fracaso”. En este caso, puede que el inconsciente tome “soy un fracaso” y lo que haga sea reforzar tu sensación de impotencia y ruina. Una frase que deberías usar en ese caso es “tengo éxito” o “soy exitoso”.

De esta manera diariamente te concentras para llegar al estado ideal y repites el guión ilustrándolo con imágenes mentales lo más claras y positivas posibles.

Superarse con autohipnosis es una práctica de autosugestión muy beneficiosa y sobre ella se han basado infinidad de teorías de autoayuda, best sellers de superación personal y películas que han hecho eco en todo el mundo.
Hacer esta técnica de auto ayuda sólo toma unos minutos cada día, entonces, ¿por qué no intentarlo?


Te Puede Interesar

Leave a Comment