Ritual del No Nacido

A partir de un manuscrito helénico, Aleister Crowley desarrolló el Ritual del No Nacido; una invocación para conseguir la comunicación y el favor de un ángel, y así conseguir aplacar o dirigir a cualquiera de estos seres.

Se piensa que con este ritual se puede conseguir un estado de consciencia eterna, en el que tanto cuerpo y mente están dispuestos y preparados para establecer comunicación con los seres celestiales.

La siguientes, es la invocación que se debe realizar en un lugar tranquilo, dirigiendo la mirada hacia el este:

Te invoco a tí, el no nacido,

A tí, que creaste la Tierra y los Cielos

A tí, que creaste la noceh y el día

A tí,  que creaste la oscuridad y la luz

Tú eres Osorronofris: a quien ningún hombre a visto en ningún momento

Tú eres Iäbas

Tú eres Iäpos

Tú has distinguido al justo del injusto

Tú hiciste a la mujer y al hombre

Tú produjiste la semilla y el frutoTú formaste a los hombres para amarse uno al otro y odiarse uno al otro

Yo soy________tu profeta, a quien le entregaste tus misterios, las ceremonias de________:

Tú produjiste lo húmedo y lo seco y aquello que nutre a toda la vida creada

Escúchame, pues soy el Ángel de Osorronofris: este es Tú verdadero nombre, transmitido a los profetas de________

Escúchame y haz que todos los espíritus se sometan a mí, de forma que todo espíritu del firmamento y del éter, sobre la Tierra y debajo de la Tierra, sobre suelo seco y en el agua, de aire aremolinado, y de fuego impetuoso, y toto hechizo y azote de Dios me sean obedientes.

Yo te invoco, el Dios terrible e invisible, que moras en el lugar vacío del espíritu

Escúchame

Yo te invoco

Escúchame

Este es el Señor del Universo

Este es él, a quien los vientos temen

Este es él, quien habiendo porclamado por su mandamiento, es señor de todas las cosas, rey, regente y auxiliador

Escúchame

Yo soy él, el espíritu no nacido, que tiene vista en los pies, fuerte y el fuego inmortal

Yo soy él, la verdad

Yo soy él, quien odia que se obre el mal en el mundo

Yo soy él, que relampaguea y truena

Yo soy él, para quien es la lluvia de la vida en la Tierra

Yo soy él, cuya boca siempre llamea

Yo soy él, el procreador y manifestadro hacia la luz

Yo soy él, la gracia del mundo“El corazón ceñido con una serpiente” es mi nombre

¡Aparece y sígueme a mí, haz que todos los espíritus se sometan a mí, de forma que todo espíritu del firmamento y del éter, sobre la Tierra y debajo de la Tierra, sobre suelo seco o en el agua, de aire arremolinado y de fuego impetuoso, y todo hechizo y azote de Dios, me sean obedientes!


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *