Remedios caseros para niños (parte 4)

Esta es la última entrega de remedios caseros para niños, esperamos que te sirva de guía para mejorar rápidamente y de forma natural las enfermedades más comunes que presentan los niños.

Erupciones en la piel:

Agrega una cucharada de aloe vera en un vaso de agua y dale de beber al niño, asimismo, debes aplicar gel de aloe vera en la zona afectada.

Fortalecer huesos y dientes:

En un vaso de leche, agrega palmera datilera hervida y algunas almendras; debe tomarlo varias veces a la semana.

Debilidad y/o bajo peso:

Para mejorar el peso el niño debe comer a diario una banana o un batido con leche. Asimismo, el melón estimula el apetito.

Obesidad:

En una taza de agua tibia mezcla 1 cucharadita de jugo de limón, ¼ de cucharadita de pimienta negra y miel; debe beber la mezcla todos los días.

Orinarse en la cama:

El niño debe bañarse antes de dormir con agua tibia a la que se le han añadido algunas gotas de aceite esencial de lavanda. También puede tomar una taza de leche tibia con ¼ de cucharadita de mostaza en polvo, o tomar una cucharadita de miel antes de acostarse.

Dificultades del habla:

Puede masticar palillos de mulaithi, o lamer ½ cucharadita de este polvo con miel.

Dieta para los niños:

La alimentación diaria debe ser equilibrada, incluyendo gran variedad de nutrientes pero que a la vez sea de fácil digestión; es preferible que coma alimentos asados o al vapor, acompañados de jugos de frutas y verduras, y sustituyendo los dulces por yogurt, y tomar suficiente agua es fundamental para mantener la salud de los pequeños.

Sentando las bases para cuidar la salud y utilizando los remedios caseros podrás asegurarte de curar rápidamente todas esas molestias que pueden sufrir los niños.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment