Remedios caseros para niños (parte 2)

En esta segunda parte de remedios caseros para niños, te seguimos dando recomendaciones para cada una de las alteraciones de la salud más comunes que sufren los pequeños de la casa continuamente.

Tos y resfriado:

Mezcla en partes iguales polvo de jengibre y mulaithi, debes darle ½ cucharadita de esta mezcla al niño con miel.

Congestión en el pecho:

Calienta una cucharada de aceite de ajonjolí con una pizca de sal negra, da un ligero masaje con este preparado en la zona del pecho.

Infección en la garganta:

Mezcla ¼ de cucharadita de jugo de jengibre con ½ cucharadita de miel, el niño debe consumirla 3 veces al día. En época de frío, para evitar infecciones, se puede consumir una cucharadita de esta mezcla en un vaso de agua tibia.

Bronquitis:

En un recipiente mezcla en partes iguales jengibre en polvo, pimienta negra y clavo de olor; administra ½ cucharadita de esta mezcla con miel 2 veces al día.

Dolor de muelas:

Se debe aplicar aceite de clavo en el área del dolor, esto lo disminuirá y evitará infecciones.

Nauseas y vómitos:

Realiza una pasta de polvo de clavo de olor y miel, el niño debe lamerla.

Gastritis:

En un vaso de agua coloca 20 gramos de anís, déjalo reposar varias horas, cuélalo y dale de beber el agua al niño. Asimismo, puedes mezclar en cantidades iguales semillas de carambola con sal de roca y darle ½ cucharada al niño.

Dolor de estómago:

En un vaso de agua tibia, agrega 1 cucharadita de limón y una pizca de sal, debe ser bebido 2 veces al día. De igual modo, el dolor de estómago se puede aliviar con una mezcla de ½ cucharadita de fenogreco en polvo y suero de leche.

No te pierdas esta serie, pues en la próxima entrega seguiremos con los remedios caseros para los niños.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment