Remedios caseros para niños (parte 1)

Los remedios caseros a base de plantas, frutas y hierbas han sido utilizados desde la antigüedad para aliviar múltiples dolencias, y las enfermedades de los niños no son la excepción; en esta primera entrega comenzamos a enumerar las alteraciones de salud más comunes que les ocurren a los niños y cuáles son las hierbas que se deben utilizar para sanarlos.

Debes administrar los siguientes remedios con mucha precaución, pues a pesar de ser naturales, a algunos niños no les puede gustar el sabor o pueden presentar reacciones adversas.

Anemia:

Para los niños diagnosticados con anemia, lo más recomendable es darles a diario un jugo de zanahorias con remolacha, por lo menos durante un mes; asimismo, deben ingerir ensaladas de frutas que contengan manzanas y granadas. Si son mayores de 2 años puedes agregar miel a su régimen alimenticio.

Sistema inmune:

Si deseas mejorar el sistema inmune de los pequeños de la casa, se les debe dar a diario una cucharadita de polvo de grosellas (puedes incluirla en las comidas).

Golpe de calor:

Cuando la temperatura del ambiente aumenta, los niños pueden sufrir un golpe de calor, para aliviarlo remoja un puñado de semillas de hinojo durante toda la noche, a la mañana siguiente debes colarlo y añadir una pizca de sal y azúcar morena; se debe tomar un vaso de este preparado.

Parásitos:

Para eliminar los parásitos en los niños, diluye 4-5 gotas del extracto del bulbo de cebolla en ½ taza de agua; debe tomarlo 3 veces al día.

Fiebre:

Para bajar rápidamente la fiebre el niño debe tomar una mezcla de jugo de limón, miel y semillas de fenogreco; asimismo, el té de albahaca es muy eficaz en estos casos.

En las próximas entregas te daremos más remedios caseros para mejorar la salud de los niños.

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment