Reencarnación y Cristianismo

Reencarnación y Cristianismo

¿Los primeros padres de la Iglesia creían en la reencarnación? En la temprana propagación del cristianismo -en un mundo dominado por la filosofía griega– muchas figuras importantes de la Iglesia primitiva tenían antecedentes espirituales cuando se convirtieron en cristianos; ¿podrían haber sido influenciados por la doctrina de la reencarnación? Para responder esto, tenemos que entender la enseñanza real sobre la reencarnación que regía en ese momento en el mundo griego.

Reencarnación de acuerdo con el Platonismo

La forma dominante de la reencarnación conocida por la filosofía griega, durante los tres primeros siglos del cristianismo, pertenece al platonismo. A diferencia de los maestros espirituales orientales, Platón enseñó que las almas humanas existieron desde la eternidad en un mundo celestial perfecto como seres inteligentes y personales. No se manifestaron fuera de una esencia impersonal primordial o fueron creados por un dios personal. Aunque las almas vivían allí en un estado puro, de alguna manera el amor divino se enfrió en ellos y, como consecuencia, cayeron en cuerpos físicos a este terrenal mundo imperfecto.

Platón afirma que “diez mil años deben transcurrir antes de que el alma de cada uno pueda volver al lugar de donde vino”. Sólo el alma del filósofo o del amante puede volver a su estado original en menos tiempo (en tres mil años). Las almas que no pueden aspirar a la perfección y viven en la ignorancia son juzgados después de su vida terrenal y, a continuación, castigados en “las casas de corrección, que están bajo la tierra”. Una vida no es suficiente para volver al estado original de pureza celeste, por esta razón, “el alma de un hombre puede pasar en la vida de un animal, o de la bestia y volver de nuevo al hombre”. Esta es la idea platónica de la reencarnación. No representa un viaje de una esencia impersonal (como atman) hacia una unión con el Absoluto impersonal (Brahman), sino sólo un castigo temporal en el camino de regreso hacia una existencia personal purificada. Entre el platonismo y las religiones orientales hay una gran diferencia en relación con la identidad del hombre en general y, en particular, la reencarnación.

¿Estas ideas afectaron las propias creencias de los padres de la iglesia? Quizás hasta un cierto punto, en el principio; pero en la actualidad son otras las visiones que se tiene sobre este tópico.

¿Por qué no puede el cristianismo aceptar la reencarnación?

La idea de la reencarnación nunca ha sido aceptada por el cristianismo, ya que socava sus principios básicos. En primer lugar, pone en peligro la soberanía de Dios sobre la creación, transformándolo en un espectador impotente de la tragedia humana. Pero ya que él es soberano y omnipotente sobre la creación, Dios puede castigar el mal y lo hará al final de la historia, por lo que no hay necesidad de que la ley impersonal del karma y de la reencarnación para desempeñen este papel.

En segundo lugar, la creencia en la reencarnación puede afectar la comprensión y motivación para tener moral en la vida. Una aplicación extrema de las condenas de la reencarnación podría dar lugar a la adopción de una postura individual al crimen, el robo y otras plagas sociales. Pueden ser considerados nada más que deudas normales a pagar por sus víctimas, que se originaron en vidas anteriores.

En tercer lugar, la reencarnación representa una amenaza a la esencia misma del cristianismo: la necesidad del sacrificio redentor de Cristo por nuestros pecados. Si vamos a pagar por las consecuencias de nuestros pecados por nosotros mismos en otras vidas y alcanzar la salvación por medio de nuestro propio esfuerzo, el sacrificio de Cristo se convierte en inútil y absurdo. No sería el único camino de regreso a Dios.

Como resultado, no importa cuántos intentos se hacen hoy para encontrar textos en la Biblia o en la historia de la Iglesia que supuestamente enseñan la reencarnación, pues los dogmas básicos la niegan y hasta la encuentran ofensiva.

Reencarnación y Cristianismo

Imagen: examiner


Te Puede Interesar

Leave a Comment