Radiestesia para transformar la energía

La radiestesia ha sido utilizada durante siglos para encontrar fuentes ocultas de agua, detectar y curar energías de la tierra, y comunicarse con las voces sutiles de las plantas, animales y espíritus que nos rodean. Curanderos contemporáneos han adaptado el arte del péndulo en nuevas formas de utilizar la radiestesia para el trabajo de curación.

La radiestesia se puede utilizar para liberar los patrones adictivos y autodestructivos, sanar las heridas emocionales, ayudar a las personas a conectarse con una fuente superior, liberar el impacto de las energías externas en el cuerpo, y lograr el equilibrio mental y emocional.

Esta técnica implica el uso de un péndulo u otro tipo de dispositivo parecido que se utiliza para recibir respuestas sencillas (si/no) a determinadas preguntas, asimismo, se puede colocar sobre el área afecta o el chacra para liberar la energía y buscar la sanación.

Existen variadas explicaciones que intentan definir por qué la radiestesia funciona, entre éstas tenemos:

  • Con la radiestesia se abre un canal energético que nos puede comunicar con entes superiores para obtener respuestas a los dilemas.
  • De igual modo, se realiza una conexión con nuestro yo interior o intuición, que permite clarificar nuestro pensamiento y mejorar nuestras acciones.
  • Se consigue la paz mental al actuar biológicamente sobre las ondas cerebrales.

 


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *