Psicología Energética

La psicología energética engloba una serie de técnicas en la antigua China, la sabiduría Védica y otros sistemas de energía como una herramienta para eliminar los traumas psicológicos y emocionales. Se ha demostrado que la psicología energética puede ayudar en una extensa variedad de alteraciones psicológicas, consejería, mantenimiento de la salud física, manejo del dolor y aumento de la concentración, entre otros; además, es una excelente base de tratamiento en la psicoterapia.

Los sistemas que trabajan en la piscología energética son:

Vías de energía: enfocados en los meridianos y puntos de acupuntura.

Los centros de energía: representados en los chacras.

El biocampo humano: los sistemas de energía que rodean al cuerpo, el aura.

Cuando atravesamos por eventos estresantes, pensamientos negativos o cambios bio-químicos experimentamos alteraciones en nuestro día a día; así, la energía del impacto físico y/o emocional de ese trauma se transforma en impulsos eléctricos que recorren el cerebro y el cuerpo, lo que da como resultado estados de ansiedad, depresión, miedo e ira.

Asimismo, la energía de esas emociones se manifiesta en el cuerpo físico y en los campos energéticos; la idea principal de la psicología energética es liberar dicha energía para que no afecte nuestra salud.

Otro de los campos en los que interviene es en la cura de fobias, malos hábitos, tensión debida al estrés, auto sabotaje, dudas y dilación; pues ayuda a liberar los enredos emocionales accediendo a las emociones ocultas que causan estos estados.

Como ves, la psicología energética es una técnica poderosa que puede ser utilizada a la par de otros enfoques para recuperar el bienestar.


Te Puede Interesar

Leave a Comment