Propiedades de la Turquesa

La turquesa tiene propiedades que mejoran la visión y promueven la juventud. Es un buen amuleto para prevenir los accidentes, pues se supone que se “mueve” a sí mismo cuando el peligro amenaza a su poseedor.

Durante siglos la turquesa ha sido reconocida como una piedra poderosa para proteger a las personas de lesiones por caídas. Esta piedra tiene fama de ser influenciada por la condición física de la persona que lo lleva. Se cree que palidece cuando su dueño está enfermo o triste, y poco a poco recupera su color cuando mejora su nuevo propietario.

Históricamente, la turquesa se asocia con la obtención de excelentes relaciones amistosas.

La turquesa siempre ha sido valorada como una piedra ornamental de función, y en la antigüedad a menudo era considerada como un símbolo del poder masculino. Hoy en día, sabemos que la turquesa faculta por igual a hombres y mujeres, comportándose como es un talismán de la suerte, el éxito, la ambición y la creatividad.

En el lugar de trabajo, la turquesa promueve el liderazgo, ayuda a la la reubicación y a los viajes relacionados con la carrera; asimismo, ayuda a evitar inversiones imprudentes. Por otra parte, ayuda a superar el bloqueo del escritor, y es la piedra de la comunicación clara. Se recomienda especialmente para los contables y los operadores de computadoras para la relajación mental, para los que trabajan en la radio o la televisión para liberar la ansiedad, y en general para la protección contra el daño corporal.

Como un cristal para el viaje, la turquesa protege tus pertenencias contra robo, pérdida o ataques; y ayuda a prevenir los accidentes.

También es ideal para las mascotas. Unida a un collar o colocada en una jaula, la turquesa evita que los animales se extravíen o sean robados.

La turquesa como joyería es usada por hombres y mujeres por igual, y se considera una promesa de fidelidad y protección en la pareja.


Te Puede Interesar

Leave a Comment