Principios de la Teosofía

Los principios fundamentales de la Teosofía son:

– Existe un “principio infinito e inmutable de eterna omnipresencia” de la que surge el mundo visible.

– Los universos van y vienen, y nuestro universo es la manifestación periódica de la realidad inmaterial.

– El universo, con todo lo que contiene, es temporal frente a la inmutabilidad eterna del Uno.

– Todo en el universo, a través de sus reinos, es consciente de su propia naturaleza y el grado de la misma.

– El universo, no es producto del azar, sino que se trabajó y se guía desde el interior.

– Todo el orden de la naturaleza pone en evidencia, es decir, hay intencionalidad.

– Cada individuo se identifica fundamentalmente con el Alma Suprema universal y evoluciona a través de los ciclos de la reencarnación, de conformidad con la ley de causa y efecto que se llama karma.

Proceso de la manifestación cósmica

El proceso de la manifestación cósmica se considera que tiene dos fases:

El primer paso es la involución, en el que miles de millones de unidades de conciencia espiritual, llamadas “mónadas”, surgen de la Fuente de manera indiferenciada. Continuamente se hacen más profundas, involucrándose en la materia (mineral, vegetal y animal) y, a través de las limitaciones y los efectos de esta condición, por último alcanza la autoconciencia en el reino humano.

La segunda fase es la evolución, en el que estas unidades autoconscientes, como humanos, desarrollan gradualmente las potencialidades inherentes a ellos desde el principio del ciclo, logrando la libertad del apego a la materia, y, finalmente, volviendo a la fuente de la que proceden, pero con un aumento incalculable de la conciencia como resultado de su peregrinación eónica.

La Teosofía niega que el espíritu humano en última instancia, se pueda perder, ya que es intrínsecamente eterna e indestructible. A través de reencarnaciones sucesivas en forma física, con el acompañamiento de las respuestas emocionales, mentales y psíquicos de la experiencia, el espíritu alcanza el dominio sobre sí mismo y el hombre llega a la expresión de su divinidad.

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment