Postura para meditar

Para realizar una meditación efectiva debemos tener en cuenta la postura de nuestro cuerpo, pues esto nos va a servir a conseguir una mayor relajación para así concentrar la mente en el objeto de la meditación.

Lo más resaltante de la postura es que la espalda debe permanecer lo más recta posible, puedes comenzar a meditar sentado en una silla, pero lo ideal es lograr hacerla sentado en el piso.Si te animas a sentarte en el piso puedes utilizar un cojín para que te acostumbres a la posición, procura que la parte posterior sea un poco más elevada para que así tu pelvis se incline hacia adelante y puedas mantener la espalda recta; también puedes cruzar las piernas. Lo importante es encontrar una posición en la que te sientas lo más cómodo posible.

Esta postura para meditar es conocida como Vairochana, es la más común de las posiciones y presenta las siguientes características:

– Las piernas cruzadas ayudan a reducir los pensamientos negativos y los sentimientos de apego.

– La mano derecha se coloca sobre la mano izquierda con las palmas hacia arriba, esto mejora la concentración; la mano derecha simboliza el método y la izquierda la sabiduría.

– La espalda recta (pero sin tensión) ayuda a desarrollar y mantener la menta clara, además de facilitar el flujo de energía.

– La boca debe permanecer relajada, procurando hacer contacto entre la punta de la lengua y la parte posterior de los dientes superiores, esto evita que se seque la boca.

– La cabeza se inclina un poco hacia adelante para evitar la excitación mental.

– Los ojos medio abiertos mirando hacia abajo.

Para mejorar el estado de relajación, debes comenzar con los ejercicios de respiración profunda y continuar con las etapas de la meditación regular.


Te Puede Interesar

Leave a Comment