Piedras Bezoar y Mustica (parte 1)

Es conocido que a través de los tiempos se han utilizado los elementos de la naturaleza para acercarnos al mundo místico, bien sea a través de la adivinación, curación, energía, etc.; y las piedras juegan un papel fundamental a la hora de buscar beneficios para nuestro mundo físico y espiritual.

Las piedras bezoar son conocidas como rocas enterolíticas, es decir, que se forman en el sistema digestivo de los animales. A pesar de que parezca lo contrario, no es común encontrar este tipo de piedras en los animales, y puede tomar muchos años de práctica conocer cuando un animal es portador de este tipo de tesoros.Se dice que solamente los líderes espirituales o chamanes de una tribu son capaces de reconocer cuando un animal posee este tipo de piedras, y al ser localizadas, se debe esperar la muerte natural del animal para extraerlas, pues es una afrenta a la naturaleza conseguir este tipo de piedras de forma violenta.

Este tipo de piedras son importantes en el mundo espiritual desde la antigüedad, ya en la antigua Persia eran utilizadas para la protección contra toda clase de veneno (físico, espiritual y emocional).

En el caso de las perlas mustica, podemos encontrarlas en las plantas;estas presentan la misma función de las piedras bezoar, siendo utilizadas por sus poderes místicos de protección.

Se dice que estas perlas pueden ser encontradas en cualquier tipo de plantas, y que a veces, pueden materializarse de la nada en cualquier entorno natural.

Como ambas piedras tienen orígenes definidos y se pueden encontrar en ciertas clases de organismos, se pueden utilizar ambas piedras “mágicas” para obtener beneficios; pues a través de estudios, se ha encontrado que comparten estas características:

  • Estructura física semejante.
  • Poderes mágicos.
  • Virtudes místicas.
  • Poderes metafísicos.

En la próxima entrega veremos cuáles son las propiedades de estas piedras y cómo podemos utilizarlas para nuestro beneficio.


Te Puede Interesar

Leave a Comment