Pensamientos que disminuyen tu ánimo

En algunas situaciones nos podemos sentir atascados, y perdemos el rumbo al no poder ver con claridad los pasos que debemos tomar para alcanzar nuestras metas; es en ese momento en el que cierto tipo de pensamientos pueden irrumpir en nuestra mente y descarrilar nuestro estado de ánimo.

De insistir en los pensamientos catastroficos, estos trucos mentales comunes se pueden interponer en el camino de tu felicidad. Esto se explica de la siguiente manera:

Tu mente tiene una capacidad increíble para alterar su percepción, es lo que los psicólogos llaman “distorsiones cognitivas”, es decir, ideas rígidas e inflexibles que distorsionan la forma en la que interpretamos el mundo. Por ejemplo, quizás solo puedes notar las experiencias negativas y pasar por alto lo positivo; o podrías pensar que sólo tienes dos opciones cuando, en realidad, tienes muchas.

Cuando las distorsiones cognitivas entran en acción, te quedas atascado pensando en lo que podría o debería haber sido, lo que no deja mucho espacio para relacionarse con el momento presente y ver las cosas como lo que son; en ese caso nos quedamos atrapados en nuestros pensamientos en lugar de simplemente observar la experiencia como se presenta, lo que se convierte en una receta para la infelicidad.

Cuando te sientes triste o ansioso, las distorsiones cognitivas son generalmente la causa, este tipo de pensamientos están íntimamente ligados al estado de ánimo. Es así como al aprender a desafiar estas ideas rígidas, va a ser más fácil y rápido recuperarse de cualquier bache en el camino. Estas son las distorsiones cognitivas más comunes que pueden arruinar tu estado de ánimo.

Centrarse en lo negativo:

Tendemos a afectarnos más por un estado de ánimo negativo que por uno, las experiencias que conllevan mal humor se describen de forma más intensa y es más probable de ser recordada; en otras palabras, es fácil ver sólo el pesimismo y la fatalidad.

Para mejorarlo debes centrarte en lo positivo, trata de observar tres cosas buenas todos los días o mantener un diario de gratitud.

Magnificar la situación:

Llevar las cosas fuera de proporción (acción conocida como “catastrofismo”) puede realmente bajar cualquier estado de ánimo, ya que esto significa que se teme algo más de lo necesario. En ese caso debes forzarte a ti mismo/a a pensar con claridad acerca de lo que podría suceder en cada situación, pues lo peor que podría pasar nunca es tan malo como los horrores que imaginas.

Ver el mundo en blanco y negro:

Cuando nos enfrentamos a una decisión o dilema que de forma inconsciente limita nuestras opciones, solemos pensar en blanco y negro.

Cuando notes que estás pensando solo en los extremos, desafiate a ti mismo para llegar a otras opciones; a veces es útil preguntarse: ¿qué es lo que realmente necesito o quiero para salir de esta situación?, pues siempre hay más de dos medios para llegar a un fin.

Necesidad de tener el control:

Si no tienes la capacidad de delegar acciones y necesitas estar a cargo, puedes eliminar a los demás de tu vida y sentirte solo y sobrecargado. Para mejorar en esta área puedes realizar este ejercicio: trata de dejar a cargo a un asistente en un proyecto que pueda tomar de principio a fin sin necesidad de tu presencia, o puedes tratar de hacer un nuevo amigo y dejar que él decida cuándo y dónde se encuentran. Cuanto más se da el control de pequeñas maneras, más cómodo te sentirás al dejar ir cuando las apuestas son más altas.

Sentir que debes demostrar tu valía:

¿Alguna vez siente que está luchando para ser escuchado o tomado en serio? Eso puede hacer que quieras tener la razón todo el tiempo, y eso no sólo es que desagradable para los que te rodean, sino que tu autoestima recibe un golpe cada vez que te equivocas.

Para cultivar un poco de humildad, piensa en lo que significaría para ti si estás equivocado, ¿significaría que no eres inteligente?, ¿que no mereces ciertas cosas?; la idea es que te recuerdes a ti mismo que está bien equivocarse en una cosa particular, e incluso si tienes la razón, la persona a quien le estás hablando probablemente quiere ser escuchado en la misma manera que tu lo deseas.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *