Oscuridad

Muchas veces pensamos en la oscuridad como sinónimo de maldad, pues desde tiempos inmemorables se ha asociado a este concepto con las fuerzas ocultas; sin embargo, la oscuridad puede tener diferentes significados, dependiendo del punto de vista de la cultura y creencias de cada grupo.

La oscuridad es vista como un concepto dual, que no se refiere solamente a las fuerzas de la decadencia y oposición, sino que también incluye el estado ideal para la procreación, pues representa el lugar de donde todas las cosas surgen.

La oscuridad no es una condición absoluta, pues es más bien considerada un período o estado en el que hay una ausencia de luz, y cuya condición puede cambiar en cualquier momento.

Es por eso que se considera que existen diversos grados de oscuridad, que podemos considerar que va desde la oscuridad tenue, hasta la oscuridad absoluta; en todos estos caso se puede ver desde el punto de presencia de oscuridad o de luz.

En muchos casos, el concepto de luz y oscuridad es utilizado para hablar sobre temas de índole moral; y como habíamos comentado anteriormente, se asocia la luz a una elevada condición moral o religiosa (el bien) y la oscuridad a la decadencia y pecado (el mal).

Cabe tomar en cuenta que en términos metafísicos la oscuridad no se considera como representación del mal, pues es una fuerza natural positiva (al igual que la luz); por ejemplo, se dice que la noche es una fuerza lunar y la oscuridad una fuerza cósmica, y que el factor común que comparten ambas condiciones es la ausencia de luz, lo que no implica que sean negativas.

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment