Nombres y tipos de inciensos

El incienso ( del latín incensum, encender) es un preparado de resinas y elementos naturales al que se enciende con el fin de esparcir humos aromáticos. El humo de incienso es placentero y reconfortante para la mente; es usado con fines estéticos o en ritos religiosos y rituales mágicos. Desde tiempos inmemoriales se utiliza el incienso, pero en diferentes formas y con variados elementos que complementan el rito de quemar incienso.

El nombre del Incienso

El incienso tiene diferentes nombres según los diferentes idiomas, por ejemplo los hebreos le llaman lebonah, los romanos olibanum, los griegos libanos, los árabes luban. Todos estos nombres significan “leche” refiriéndose al aspecto de la resina con la cual se fabrica.

Resinas de incienso

Para ello se han utilizado resinas de diferentes árboles, como la Boswellia (Boswellia sacra, Boswellia papirifera, Boswelia serrata Boswelia carterii), la resina de incienso original, o el Cedrus libani, el Ajenjo de Andalucía, la Artemisia aragonensis de Islas Canarias, la Grindelia glutinosa mexicana, etc.

Además de la resina de diferentes árboles, el incienso se fabrica con flores, cortezas, hojas y raíces pulverizadas, aceites y otros productos aromáticos. En ocasiones es usado además un fijador y salitre, que hace que el incienso se mantenga encendido. Los ingredientes usados en incienso dependen del tipo de incienso que se elabore, pues hay dos clases de incienso, el combustible y el incombustible.

 

 


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *