Método Feldenkrais

En la búsqueda permanente del bienestar tanto corporal como mental, existen diversos tratamientos que nos ayudan a conseguir el estado físico necesario para sobrellevar el día a día, y procurarnos un buen estado de salud a través del tiempo; con el método Feldenkrais lo que se busca es aliviar el dolor y reeducar los malos hábitos posturales que nos generan tensión muscular y rigidez.

La ventaja principal de este método es que no se debe sentir dolor mientras se realizan los ejercicios; por lo que el estado de relajación ayuda a la recuperación de los sistemas, a mejorar los pequeños movimientos que sostienen la postura y a movilizarse de manera relajada.

Los movimientos que se utilizan en el método Feldenkrais son pequeños y suaves, éstos nos ayudan a mejorar el conocimiento de nuestro cuerpo y a encontrar la manera correcta de corregir los hábitos que causan la tensión muscular.

Este tratamiento se realiza en dos etapas:

Autoconciencia a través del movimiento: se aprenden todos los movimientos del método Feldenkrais a través de ejercicios.

Integración funcional: el especialista manipula suavemente el cuerpo para enseñar las nuevas posturas y formas de movimiento.

Es así como este método es una herramienta tanto preventiva como de curación, que funciona para reacondicionar el organismo en general, mejorar la postura y enseñar al cuerpo la mejor manera de moverse.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment