Método científico de resolución de problemas (segunda parte)

El método científico de resolución de problemas es un proceso que te permitirá actuar con la tranquilidad de que has obrado de forma efectiva e inteligente, haciendo lo mejor que podrías haber hecho. Todos los hombres de ciencia manejan este método y por ello obtienen los mejores resultados. Cómo solucionar un problema es un ejercicio intelectual que te permitirá estar satisfecho contigo mismo, pues habrás hecho lo mejor para remediar un conflicto.

Obtener la información

Esta segunda etapa del método científico de resolución de problemas es obtener toda la información necesaria de la situación, que pueda ser relevante. Para ello podemos utilizar la información que disponemos o hacer una investigación, ya sea en internet, hablando con amigos, consultando a expertos o técnicos, etc.

En este punto debes ser estricto y discriminar lo que es un hecho de lo que es tu propia opinión del problema, o la opinión de los demás. Esto, que puede parecer nimio, es muy importante y también difícil, pues debes intentar ser lo más objetivo posible y ver tu problema como un observador ajeno e imparcial.

Para esta segunda etapa comienza otro capítulo en tu diario, organiza la información y clasifícala. Esto es algo muy personal y deberás decidir la amplitud que vas a darle a tu búsqueda de información y el grado de análisis que vas a desarrollar en la búsqueda de una solución a tu problema.


Te Puede Interesar

Leave a Comment