Meditación para dormir

Dormir es una de las necesidades más importantes que debemos mantener a ritmo para cuidar de nuestra salud, sin un sueño reparador nos exponemos a diversas alteraciones, tanto mentales como físicas. Por lo tanto, meditar antes de dormir puede ser una solución alternativa para relajar la mente y el cuerpo, y que asi nuestro organismo logre regenerarse y cargarse de energía para el día a día.

Meditar antes de dormir reporta innumerables beneficios en nuestra salud, pues aumenta la producción de serotonina en la sangre que ayuda a la relajación, mejora la energía y la resistencia ante las enfermedades, aumenta la concentración y vitalidad en general. Hoy te mostramos 3 tipos de ejercicios que puedes realizar antes de dormir.

Meditación 1:

Con la habitación a oscuras, acuéstate boca arriba y cierra los ojos; coloca las manos sobre el vientre y respira lentamente. Debes concentrarte tanto en la entrada como en la salida de aire, tomando en cuenta el movimiento que la respiración causa en tus manos.

Realiza este ejercicio durante 15 minutos, la idea de este ejercicio es distraer el pensamiento y evitar patrones recurrentes que trane a la mente problemas y preocupaciones.

Meditación 2:

Con la habitación a oscuras, acuéstate boca arriba y cierra los ojos; realiza varias inhalaciones y exhalaciones profundas para relajarte un poco. Visualiza una imagen que te guste y trata de incorporar todos tus sentidos a medida que armas la imagen, mantén la visualización durante unos 15 minutos.

Meditación 3:

Con la habitación a oscuras, acuéstate boca arriba y cierra los ojos; realiza varias inhalaciones y exhalaciones profundas para relajarte un poco. Imagina que estás parado en la parte superior de una escalera o una colina, comienza a contar desde 20 hasta 1 a medida que vas descendiendo, cada paso hacia abajo debe coincidir con la exhalación; cuando hayas llegado al fondo, colocate en la posición en la que duermes normalmente.


Te Puede Interesar

Leave a Comment