Meditación dinámica

La practica regular de meditación reporta mejorías en los aspecto mental y físico de quien se ejercita con este método; sin embargo, no todos tenemos la paciencia para realizar ejercicios en los que debes estar quieto. Si eres de este tipo de personas, puedes disfrutar de un tipo diferente de meditación, es la llamada meditación dinámica.

Este tipo de meditación incluye una técnica de respiración denominada Kapalbhati Pranayama, el principal beneficio consiste en experimentar los mismos efectos que produce el sueño profundo reparador y la dimsinución del estrés.

Las siguientes son las ventajas que obtendrás con la meditación dinámica:

  • Tranquilidad mental.
  • Energía renovada.
  • Disminución del estrés.
  • Renovación de la creatividad.
  • Disminución de la presión arterial y la frecuencia cardíaca.
  • Mejora la función de los sistemas.
  • Equilibra los patrones de sueño.
  • Aumenta la capacidad de concentración y relajación.

La meditación dinámica se practica en 5 etapas y dura aproximadamente una hora, lo mejor es practicarla en ayunas y con ropa cómoda; la siguiente es una guía para comenzar con este tipo de meditación.

Etapa 1 (10 minutos): de pie con los ojos cerrados concéntrate en tu respiración (solo la exhalación), al final de este ejercicio debes sentiret con más energía.

Etapa 2 (10 minutos): comienza a mover todo tu cuerpo, camina, lanza patadas, agita los brazos; haz los movimientos que tu cuerpo te pida.

Etapa 3 (10 minutos): levanta los brazos y comienza a saltar, al mismo tiempo grita “hoo,hoo,hoo”; al final de este ejercicio debes estar un poco agotado.

Etapa 4 (15 minutos): congelate en una posición cómoda para ti (no te sientes), concentrate en tu mente y cuerpo, lo que sientes y piensas en ese instante; no juzgues tus pensamientos.

Etapa 5 (15 minutos): comienza a moverte lentamente, intenta bailar de forma suave, deja que la energía fluya por todo tu ser, siente la paz en tu mente.


Te Puede Interesar

Leave a Comment