Meditación con el Tarot

Las cartas del tarot se han utilizado como un medio de adivinación por muchos siglos, y se ha encontrado que cada tarjeta es rica en significados y puede abrir niveles más profundos de la conciencia humana. Las cartas del tarot están bellamente ilustradas, contienen muchos detalles y puede dar una idea de las alegrías y luchas de nuestra vida diaria.

Cada carta tiene un significado más específico que está escrito en muchos libros sobre el tarot, pero esta meditación no requiere ningún conocimiento previo sobre las cartas del tarot; tampoco necesitas tener una serie de cartas, pues las imágenes se ilustran en muchos sitios web que se pueden utilizar para esta meditación.

La meditación con las cartas del tarot es un ejercicio de visualización y permite que la mente naturalmente encuentre el significado en las imágenes ilustradas del tarot, ya que permite al meditador desbloquear la información detallada dentro de la psique en relación con cada tarjeta. Esta información puede ser utilizada como un medio para proporcionar un mayor conocimiento y comprensión de nuestra vida diaria.

Meditación con el tarot

Para prepararse para la meditación con las cartas del tarot, debes elegir una habitación o área al aire libre en el que no tendrás distracciones durante 15-30 minutos.

Elige una tarjeta de tarot que tenga una ilustración que sea atractiva para ti (o simplemente elige una al azar).

Siéntate en una posición cómoda, cierra los ojos, toma 3 inhalaciones y exhalaciones largas para relajarte un poco.

Haz una exploración mental sobre tu cuerpo y observa las áreas que pueden albergar cualquier tipo de tensión. Enfócate en estos puntos e imagina que estás respirando en la zona de tensión, al inhalar siente como esa zona del cuerpo se expande con el aire y al exhalar siente como se relaja; continúa respirando en cada área del cuerpo tenso hasta que te sientas más relajado/a.

Abre los ojos y mire la carta del tarot que has elegido para la meditación. Mira todos los detalles, los colores, las formas, los patrones, los números y las imágenes en general. Cuando estés satisfecho/a de haber explorado todos los aspectos ilustrados en la tarjeta, cierra los ojos.

Con los ojos cerrados, ahora trata de proyectar la carta de tarot en la mente, trata de recordar todos los detalles de la tarjeta y proyecta la imagen; mantén la imagen en la mente durante el tiempo que sea posible.

Cuando la imagen comience a desvanecerse, abre los ojos y mira de nuevo la tarjeta por unos minutos y luego repite cerrando los ojos y proyectando de nuevo la imagen.

Mientras observas la imagen proyectada y después cómo se desvanece, deja que tu mente comience a contemplar cualquier significado que pueda tener la tarjeta; lo ideal es permitir que la mente esté libre para desbloquear los significados más profundos para ti.

Cuando la mente se aquiete, abre los ojos y comienza a escribir tus experiencias, pensamientos y sentimientos en una hoja.

Después de hacer la meditación con el tarot, puede que te resulte interesante leer sobre el significado de la carta que has elegido, pues puedes tener una gran sorpresa al descubrir que tu experiencia se acerca al significado real de la tarjeta.

Puedes elegir otra tarjeta en tu próxima meditación o elegir la misma; a menudo, al elegir la misma tarjeta, nueva información puede ser revelada.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment