Magog

Magog o “Madre de Gog”, es el nombre bíblico de la diosa escita-amazónica y de su territorio en el norte, el día en que los guerreros ecuestres trataron de matar a los semitas, sus invocaciones a Dios ayudaron para vencer a los guerreros. Entonces, Dios le dijo a Gog que iba a acabar con él y que un día a los israelitas -que habían sido enviados al cautiverio debido a la infidelidad y la inmundicia- les iba a dar esa tierra.

Sin embargo, en el Génesis se dice que Magog es un hijo de Jafet -que era una especie de titán- por lo que Magog era representado como un hombre y un gigante, porque el hijo de un titán presenta estas características. Más tarde en la literatura rabínica, Gog y Magog llegaron a simbolizar la fuerza contra el judaísmo y sus seguidores.

En el Libro de la Revelación Gog y Magog son representados como las naciones en los cuatro ángulos de la tierra sobre las que después de los mil años de paz de, Dios dará a Satanás para su destrucción. Esta destrucción es similar a la mencionada en Ezequiel.

En la tradición judía posterior, Gog es designado como un “príncipe”, y figura entre los setenta ángeles de las naciones, que son ángeles caídos.

Aunque todavía en algunas tribus del oeste de Asia Magog es adorada como una diosa, en Europa, “Gogmagog” fue concebido generalmente como un coloso demoníaco.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *