Magia blanca: Las hierbas de protección II

Las hierbas de protección son aquellas que resguardan la casa, el negocio y a las personas de males tales como la mala suerte, la pobreza, el desamor, las riñas, los accidentes y las enfermedades. Las hierbas de protección han sido utilizadas desde hace siglos por la magia blanca, cuyo fin es el de dar suerte, amor y dinero a las personas que trabajen haciendo rituales, encantos o hechizos de magia.

El aloe vera es una planta protectora muy popular. Se planta en los jardines para atraer la suerte, protege de las malas influencias y también evita los accidentes caseros. Las hojas de aloe también se cuelgan en ramitos tras las puertas para repeler el mal.

El algodón es una hierba de suerte en magia blanca y también es una de las hierbas de protección. Un poquito de algodón dentro del azucarero trae suerte y también se hace un ritual de suerte tirando un trocito de algodón por encima del hombro sin mirar donde cae. Para protección es utilizado mojado con vinagre. Este elemento se coloca en las ventanas para repeler el mal.

El anís es otra de las plantas de protección. Se usa en inciensos para rituales donde se dice que su fuerte aroma desvía las malas energías e influencias negativas. El anís también quita el mal de ojo. Para hacer un ritual con anís se cuelgan hojas verdes de anis en una habitación o se hace una infusión muy concentrada de anís y se vierte en el agua de la tina donde luego la persona se dará un baño de purificación.


Te Puede Interesar

Leave a Comment