Los cuatro pasos hacia la paz

En los momentos convulsionados en los que tenemos que vivir hoy en día, a veces se nos hace complicado darnos un poco de tiempo y relajarnos, mucho menos nos ponemos a pensar en cuestiones filosóficas que podrían mejorar nuestar vidas. Pero no es imposible conseguir la paz (tanto interior como a nuestro alrededor), solo tenemos que seguir 4 pasos imprescindibles que -de una u otra forma- harán de este mundo un lugar mejor.

Actos de bondad:

El primer paso hacia la paz en tu vida es practicar actos de bondad al azar, lo creas o no, ayudando a los demás, podrás lograr la paz en tu propia vida.

Un acto de bondad al azar se refiere a ayudar a alguien más sin pensar en recibir nada a cambio; pueden ser tan simples como brindar una sonrisa, escuchar a un amigo o hasta socorrer a alguien que está en peligro.

La clase de paz que se consigue con estos actos se representa en la alegría, y nos ayuda a apreciar el mundo que nos rodea.

Encuentra tu centro de quietud:

Todos tenemos un centro de quietud en nuestro ser, que logra estar enmascarado por las preocupaciones del día a día; utilizando técnicas como la meditación y la visualización unos cuantos minutos al día, puedes centrarte en tí mismo/a y despejar tu cuerpo y mente.

El perdón:

Es muy dificil encontrar la paz cuando tienes dolores del pasado que resolver, pues de manera inconsciente causa ira y frustración, que te impiden avanzar hacia el futuro.

Una de las maneras más eficaces de sanar las experiencias negativas del pasado es mediante el perdón, una vez que aprendes a perdonar a los demás y a ti mismo, puedes dejar ir los sentimientos y pensamientos que te impiden proseguir.

Sabemos que este es un paso muy dificil en la vida de cualquier persona, pues los abusos quedan marcados como una cicatriz; sin embargo, cuando logramos llegar al punto del perdón, de manera inmediata suceden cambios radicales en nuestras vidas.

Amar a los demás como a ti mismo:

Este paso está conectado con el anterior de manera íntima, pues cuando aprendemos a amar a los demás, el perdón se consigue mucho más fácil. Esto no significa que debes aprobar todo tipo de acciones, sino que puedes perdonar las transgresiones y ayudar a un cambio, tanto de forma interna como en los demás.


Te Puede Interesar

Leave a Comment