Los colores del aura

Los colores tienen diversas influencias sobre nosotros, tienen la capacidad de influir sobre nuestro cuerpo y mente; en la mayoría de los casos nos ayudan, pero otros pocos nos bajan el ánimo.

El color puede reflejar tanto los aspectos positivos como los negativos de una persona, dando información sobre los aspectos físicos y espirituales.

Cada color tiene un significado al ser reflejado por el aura, al principio es un poco difícil de notar, pero con la práctica podremos interpretar las características de cada color; también deben ser tomados en cuenta la ubicación del color, su intensidad y las sombras que genera.

Según su ubicación, los colores que están más cerca del cuerpo reflejan la condición física, a medida que el color sobresale del contorno de la figura, se indica la cantidad de energía (positiva y/o negativa) que esa persona puede irradiar en el ámbito espiritual.

Los colores del aura:

Rojo: es la energía de la vida, es un color caliente que denota pasión y que puede reflejar la ira, el amor, el odio y los cambios inesperados; da información sobre el estado del aparato circulatorio y del sistema reproductivo. Si es muy intenso señala una inflamación o un desequilibrio.

Naranja: es el color de la creatividad, indica valor, alegría y sociabilidad; si está rodeado de sombras o no es brillante indica orgullo, extravagancia, preocupación y vanidad.

Amarillo: es el color de la actividad mental, el optimismo, la sabiduría, el intelecto, el poder de las ideas y las facultades psíquicas. Si es un amarillo muy opaco indica que se es demasiado crítico y dogmático.

Verde: señala la sensibilidad, la compasión, la abundancia, la fuerza y la amistad; si se funde con el azul indica capacidad para la sanación. Los tonos oscuros reflejan la avaricia, los celos y la desconfianza.

En la segunda parte, te explicaremos el significado de los colores restantes que se reflejan en el aura.

 

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment