Las leyes de la magia (parte III)

En esta última parte del apartado de las leyes de la magia, veremos aquellos reglamentos que complementan las leyes anteriores, y a la vez le dan la posibilidad al mago de aumentar sus poderes y el conocimiento para realizar los rituales de manera efectiva.

Ley de Polaridad:

Esta ley indica que cualquier cosa puede ser dividida en dos partes opuestas, y que cada parte tiene su propia esencia; esta ley es esencial para muchos estados místicos y en que denota las características de los objetos.

Ley del Equilibrio:

La ley del equilibrio es simplemente una declaración de la conservación de la energía personal y para lograr el mayor nivel de competencia. Así, el nivel de energía es mantenida para evitar los extremos en el pensamiento y la acción, ayudando a mantener la mente abierta, capaz de considerar todas las alternativas, pero lo suficientemente fuerte como para determinar un curso personal en la vida.

Esto requiere la cantidad correcta de flexibilidad para poder examinar nuevas ideas o conceptos con el fin de mantener las que podrían mejorar nuestra vida y rechazar aquellos que no lo haría.

Ley de Datos Infinitos:

Indica que siempre hay nueva información para que uno aprenda, ya que las fuentes de conocimiento son ilimitadas si se en realidad se desea aprender; esta ley puede estimular a la persona para mejorar sus capacidades. También puede servir como una advertencia de que no se puede aprender o saber todo, así que lo mejor es limitar las visiones a veces, pues los nuevos peligros pueden aparecer siempre.

Ley de los Sentidos Finitos:

Afirma que los sentidos de uno son finitos, pues se limitan a la cantidad de información que se puede absorber y procesar en cualquier momento dado.

Ley de los Universos Infinitos:

Señala que cada persona ve el mundo de una manera diferente, por lo que no hay dos personas con idénticos puntos de vista; esto se debe a que todas las personas no reciben la misma información o datos, y si lo hacen, lo ven de manera diferente, con lo que se pueden generar un número infinito de universos.

En virtud de esta ley existen dos sub-leyes:

Ley del Pragmatismo: esta ley simplemente dice: “si funciona, es verdad”. Esta es una ley muy útil ya que evita los argumentos morales con uno mismo y con los demás, en este caso la verdad tiene un valor funcional, ya que funciona correctamente para la persona.

Ley de Falsedades verdaderas: esta ley indica que “si se trata de una paradoja, la paradoja es probablemente cierta”, esta ley se mantendrá hasta que una mejor respuesta o la solución a la situación sea encontrada.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *