La resurrección del cuerpo

La resurrección del cuerpo es una creencia cristiana importante que indica que el cuerpo se reencuentra con el alma después de haber sido separados por la muerte. Se puso de manifiesto a través de las Escrituras, aunque muchos detalles que describen su ocurrencia exacta no se dan.

El artículo de la fe en el Credo de los Apóstoles, fue la expresión de la fe de la Iglesia primitiva en las enseñanzas de Jesucristo y los apóstoles.

También fue pensado para hacer frente al maniqueísmo, en el que existe un antagonismo esencial entre la materia y el espíritu; pues se dice que la materia es mala por naturaleza, y por consiguiente el alma del hombre se degrada por su unión con el cuerpo. Se pensaba que era una confrontación digna del cuerpo humano, y que tanto el alma como el cuerpo estaban destinados a la inmortalidad.

Un resumen de la enseñanza de las escrituras puede presentarse de la siguiente manera:

El cuerpo resucitará. La integridad del ser del hombre, una criatura de alma y cuerpo, será restaurada. En cierto sentido, la identidad se conserva. El cuerpo será cambiado y rebasada para así adaptarse a su nuevo entorno en la vida futura. Será el “cuerpo glorioso” de los santos. Esto se cree debido a la creencia en la resurrección de Cristo, porque él dijo:

“Yo soy la resurrección y la vida”

El significado teológico de la resurrección corporal está presente en el Nuevo Testamento y es diversamente expresada por Jesús para reivindicar Dios y elevarlo a su diestra en los cielos; asimismo, se expresa una anticipación de la resurrección general, como la victoria de Cristo sobre la muerte, y como la base para una nueva vida como cristianos.


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *