La Rama Dorada

La rama dorada es una referencia a un árbol místico de la mitología greco-romana. En el antiguo cuento del héroe Eneas, éste consulta a una sacerdotisa perteneciente a la Síbila de Cumas; la sacerdotisa le dice a Eneas que debe romper la rama de un árbol que es sagrado para el Dios del infierno.

Eneas se dirige al infierno para cumplir con su misión, pero cuando se dirige a la laguna de Estingia, Caronte no puede transportarlo al averno porque no está muerto; de este modo la sacerdotisa le entrega una rama dorada que le permite a Eneas la entrada al inframundo.

Esta es una de las tantas historias -que se presentan en diversas culturas y épocas- de héroes que deben cumplir una misión y son ayudados por mujeres que les entregan una rama dorada. Entre éstas encontramos hadas, sacerdotisas, brujas, etc.

La rama dorada representa una especie de pasaporte entre reinos, dentro del simbolismo del árbol místico, los distintos reinos representan la división entre el bien y el mal; la rama dorada era ofrecida en los ritos de iniciación para asegurarle a la personas que podía pasar entre estos reinos para absorber sus conocimientos sin perder su esencia.

 


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *