La diosa Shakti (parte 3)

Los místicos de Oriente Medio, como los sufíes, mantienen a una creencia sobre Shakti similar a las expuestas en los artículos anteriores; pues proclamaron que su presencia (fravashi) era esencial para la iluminación de cualquier hombre. Para los gnósticos la Shakti cristiana era adorada por nombres como Sophia, Pneuma, Eide, o Anima. Algunos escritos gnósticos utilizaron simbolismo sexual para describir la unión del alma después de la muerte con Shakti. Esta idea tántrica llegó a Occidente por la doctrina Avesta, que indica que después de la muerte de un creyente, su conciencia se vence “en la forma de una doncella”.

En el hinduismo, la precisión debe tenerse en cuenta, Shakti significa poder eterno y supremo, descrito como la energía manifiesta, que está en el fondo de todo, y lo penetra todo. En los Vedas significa el término de energía. Actualmente se considera que Shakti posee un poder idéntico al de los dioses Shiva, Vishnu o Brahma.

Desde las más antiguas escrituras hindúes Shakti (a veces bajo una variedad de nombres) está ligada a Shiva y sus diversas formas, especialmente Rudra. Shiva se dice que es impotente sin la energía divina, Shakti. Los dos, junto a la unión sexual, son las dos fuerzas inseparables que impregnan el universo con la vida en todas sus formas. Sin Shakti, Shiva no es más que el vacío; la Diosa es la fuente de todo, la Creadora universal. Shakti no necesita ni siquiera a Shiva, pues no depende de ningún poder.


Te Puede Interesar

Leave a Comment