La cosmología y su relación con la religión (parte 2)

 

En esta segunda parte veremos la influencia de la cosmología tanto en el hinduismo como en el jainismo, y la visión que tiene cada creencia religiosa sobre su propia definición de universo.

Cosmología e Hinduismo:

La religión védica muestra una visión de un universo ordenado, en el que existen varios niveles en le evolución del universo, lo que implica estados pre-existenetes en los que no existe principio o fin; algunos ejemplos de estos niveles son:

  • Bramanada: el huevo cósmico de donde emerge todo ser vivo.
  • Hiranyagarbha: el embrión de oro, quién decide la duración de todo; tendencia de la vida.
  • Brahma: el origen del universo que preside sobre toda la creación.

 

 

Es así como surge la idea de un cosmos que se origina desde el espacio infinito y de la conciencia.

Esta religión acepta que no conoce el origen del cosmos, pero a su vez, resalta el hecho de que las condiciones de vida de pueden ordenar, y la cosmología es la que dicta en este caso los términos para lograrlo.

El orden cosmológico del hinduismo se puede ver de la siguiente manera:

“El universo se compone de 7 continentes verticales dispuestos en círculos, con la intervención de océanos en el punto central (Monte Manu); en esta área se pueden divisar una serie de capas que se sitúan de arriba hacia abajo como el hogar de los dioses, los plantes, el cielo, la tierra y el infierno”.

Cosmología y Jainismo:

Los jainista creen que el mundo simula a un reloj de arena, por lo que ubican en la parte superior a los cielos, dividiéndolos en dos partes:

  • Urdhvaloka: cielo.
  • Isatpragbhara: donde moran las almas liberadas del cuerpo.

 

En la parte central del reloj, se encuentra la Madhyaloka, que incluye el continente habitado por los seres humanos. En la parte inferior se encuentra la Adholoka, que es una serie de terribles infiernos.


Te Puede Interesar

Leave a Comment