Jacob Boehme

Jacob Boehme era un zapatero alemán que a la edad de 25 años tuvo una experiencia más allá de la comprensión humana, y que lo convirtió en místico; sin embargo, no estamos hablando de un misticismo cualquiera, pues se guió bajo la fé luterana para intentar explicar los designios de Dios.

Sostenía que la presencia de Dios se encontraba más allá de los confines del Universo, pero que a través de visiones místicas, podíamos encontrarlo y establecer una conexión con Él.

Basado en sus creencias luteranas, Jacob pensaba que tanto el bien como el mal provenían de Dios, pues ambos mantienen el equilibrio en el Universo; aunque si la persona practica el bien, estará más cerca de Dios.

En sus creencias Jacob Boehme incluyó la astrología, pues representaba a la divinidad de la siguiente manera:

  • Dios: el cielo.
  • Jesucristo: el sol.
  • Espíritu Santo: la luz de las estrellas.

Señalaba que para lograr la unión con Dios, la persona debe pasar por un proceso de “renacimiento espiritual”, en el que se debe reconocer que la esencia divina se encuentra dentro de cada uno de nosotros.

Al indicar que el comportamiento de la gente es un reflejo de Dios, pensaba que al seguir la vía del misticismo se podría llegar a la auto-realización; aunque como objetivo final señalaba que la humanidad debía subyugarse a la voluntad de Dios, porque ésta representa la verdadera realidad.

 

 

 

Posts Relacionados :

Te Puede Interesar

Leave a Comment