Introducción a las experiencias cercanas a la muerte (parte 3)

Introducción a las experiencias cercanas a la muerte (parte 3)

La ciencia no puede en última instancia explicar por qué algunas personas tienen experiencias cercanas a la muerte. Eso no quiere decir que las explicaciones científicas actuales no sean correctas; pero las ECM son complejas, subjetivas y están cargadas de emociones. Además, muchos de los aspectos de las ECM no pueden ser probados; pues no se puede realizar una prueba para determinar si alguien realmente visitó el Cielo y se encontró con Dios o llevar a alguien a propósito al borde de la muerte y luego resucitarlo en un laboratorio para poner a prueba su ECM.

Ciencia y ECM

Sin embargo, la ciencia médica ofrece evidencias convincentes de que muchos aspectos de las ECM se demuestran de forma fisiológica y psicológica, y se pueden inducir. Los científicos han encontrado que la ketamina y algunas drogas pueden crear sensaciones que son casi idénticas a muchas ECM; de hecho, algunos usuarios piensan que realmente están muriendo mientras toman el medicamento.

El mecanismo detrás de algunas de esas extrañas experiencias está en la forma en que nuestro cerebro procesa la información sensorial. Lo que vemos como la “realidad” que nos rodea es más que la suma de toda la información sensorial que nuestro cerebro está recibiendo en un momento dado: cuando miras a la pantalla de la computadora, la luz de la pantalla golpea la retina y la información se envía a las áreas correspondientes del cerebro para interpretar los patrones de luz en algo significativo -en este caso, las palabras que estás leyendo-; un sistema aún más complejo de nervios y fibras musculares permite al cerebro saber dónde está el cuerpo en relación con el espacio que lo rodea.

El trauma afecta a las áreas funcionales del cerebro, como el córtex somatosensorial y visual, lo que podría causar alucinaciones que se consiguen interpretar como una ECM.

Ahora imagina que todos tus sentidos están funcionando mal: en lugar de la entrada sensorial real desde el mundo que te rodea, tu cerebro está recibiendo información errónea -posiblemente a causa de las drogas o algún tipo de trauma-, así, lo que se percibe como una experiencia real es en realidad tu cerebro tratando de interpretar esta información. Algunos han teorizado que el “ruido neuronal” o una sobrecarga de información que se envía a la corteza visual del cerebro, crea una imagen de una luz brillante que crece gradualmente, y el cerebro puede interpretar esto como un movimiento en un túnel oscuro.

El sentido espacial del cuerpo es propenso al mal funcionamiento durante una ECM. Una vez más, el cerebro interpreta la información errónea acerca de dónde está el cuerpo en relación con el espacio que lo rodea, y el resultado es la sensación de dejar el cuerpo y volar por la habitación. En combinación con otros efectos del trauma y la privación de oxígeno en el cerebro, esto conduce a la experiencia global de flotar en el espacio.

La sensación de calma que se siente durante una ECM pueden ser un mecanismo de defensa provocado por el aumento de los niveles de endorfinas producidas en el cerebro durante el trauma. Muchas personas experimentan una extraña sensación de desapego y falta de respuesta emocional durante los eventos traumáticos (sean o no relacionados con una ECM). Este es el mismo efecto que incluye visitas a los cielos o reuniones con Dios podría implicar una combinación de varios factores: una entrada sensorial defectuosa, la falta de oxígeno y la euforia inducida por las endorfinas crean un surrealista -aunque realista a la vez- experiencia.

Las experiencias de las personas que les permiten ver y escuchar los eventos mientras su cuerpo está inconsciente son más difíciles de explicar. Sin embargo, es plausible que las personas inconscientes todavía pueden registrar señales sensoriales y conocimientos previos e incorporarlos a su ECM. Si esto es más plausible que el alma del sujeto flotando fuera de su cuerpo es una cuestión de opinión personal.

Por supuesto, esto sólo roza la superficie de todas las posibles explicaciones para una ECM. Las ECM parecen ofrecer algo de esperanza de que la muerte no sea necesariamente algo que temer, ni tampoco es el final de la conciencia. Incluso la ciencia tiene dificultades para comprender la muerte, pues la comunidad médica ha tenido problemas con las definiciones específicas de muerte clínica, muerte de órganos y muerte cerebral desde hace décadas. Para cada aspecto de una ECM, hay por lo menos una explicación científica; y por cada explicación científica, parece que hay 5 casos de ECM que la desafían.

Introducción a las experiencias cercanas a la muerte (parte 3)

Si te ha parecido interesante ayúdanos compartiendo el post o dándole a Me Gusta.

Imagen: secretosdelamatrix


Te Puede Interesar

Leave a Comment