Introducción a la numerología

La numerología es un método de adivinación que también se emplea en el uso de la magia. La práctica se basa en la afirmación del filósofo griego Pitágoras:

“El mundo está construido sobre el poder de los números”.

Las prácticas y creencias en la numerología han sobrevivido a lo largo de los siglos hasta nuestros días.

La numerología es un sistema que se basa en el concepto más amplio de que el universo entero está compuesto de patrones matemáticos, y todas las cosas se pueden expresar en números que corresponden a vibraciones universales.

A lo largo de la historia antigua, los números de ciertas características y valores fueron asignados a los números enteros. Un mecanismo que ha permitido la asignación de estas características fue el modo en que los antiguos griegos registraron los números de puntos o figuras geométricas: se decía que los números impares que no podían ser separados son masculinos y poseen las “partes generativas” que representan la afirmación, el poder y la creatividad; los números que pueden ser divididos poseían las “aperturas femeninas” y representaban la integridad, la estabilidad o la debilidad.

A comienzos de la historia hebrea a la interpretación de los números se consideró de suma importancia. Las letras del alfabeto hebreo se basan en números, y esta relación se relaciona con las fuerzas cósmicas.

En la Edad Media, se empleaba un misticismo numérico evolucionado a partir de las enseñanzas del Merkabah, una secta del judaísmo. En el siglo 13 los cabalistas desarrollaron la gematría, una interpretación mística numérica de las Escrituras.

En la actualidad la práctica de la numerología en lo oculto implica a menudo intentos de pronosticar el futuro, por lo que hay varias maneras de interpretar las características de los números del 1 al 9; sin embargo, se ha llegado al siguiente consenso:

  • 1: la unidad, la creación y la independencia.
  • 2: la dualidad y la emergencia.
  • 3: el poder, la fuerza generadora.
  • 4: la solidez y la opacidad.
  • 5: la sensualidad y el placer.
  • 6: la perfección, la armonía y el equilibrio.
  • 7: el misticismo, la magia psíquica.
  • 8: el éxito material y la justicia.
  • 9: el logro espiritual y mental.

Se dice que los números 11, 22, y 33 son números maestros que no se reducen a un solo dígito. Las personas cuyos nombres corresponden a estos números están muy desarrollados espiritualmente.


Te Puede Interesar

Leave a Comment