Interpretaciones de la reencarnación (parte 1)

Interpretaciones de la reencarnación (parte 1)

La vida natural es cíclica. La continua sucesión de nacimiento, muerte y renacimiento impregna la naturaleza a pesar de que nuestras propias vidas parecen seguir de manera lineal. Así que no es de extrañar que algunos observadores antiguos se dieran cuenta de la linealidad aparente de la existencia humana y decidieron que la vida -como el mundo natural- en realidad podría ser más cíclica que lineal. Es así como varias religiones, filosofías y movimientos adoptaron esta creencia de la vida cíclica o reencarnación.

La reencarnación -también llamada la transmigración o metempsicosis- es el concepto de que el alma, o algún aspecto del alma, renace en nuevas vidas. Dependiendo de la religión o la filosofía, el alma puede aparecer encarnado en seres humanos, animales o plantas; ya que se abre camino hacia una salida eventual del ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento. La mayoría de las religiones que creen en la reencarnación la consideran el camino a la pureza y la salvación.

La reencarnación es ampliamente aceptada por las principales religiones orientales, pero también cuenta con una historia en la antigua filosofía griega. Sin embargo, para las personas más cercanas a las grandes religiones monoteístas -el Cristianismo, el Judaísmo y el Islam- la idea de la reencarnación parece extraña; eso es porque estas religiones conciben el tiempo de forma lineal.

En esta serie de artículos, vamos a ver algunas interpretaciones de la reencarnación de las diferentes religiones; también veremos cómo la comunidad científica ha tratado de estudiar la reencarnación. Hoy nos acercaremos a la visión de hinduismo.

La reencarnación en el hinduismo

La religión hindú es amplia y variada, ya que sus partidarios adoran una serie de dioses y celebran diversas tradiciones. Sin embargo esta religión está unificada por su aceptación del samsara: una cadena de nacimientos y muertes relacionadas con la reencarnación.

Controlar el samsara es la ley del karma: los hindúes creen que todos los individuos acumulan karma a lo largo de toda la vida. Las buenas acciones crean un buen karma y las malas acciones crean karma negativo. Pero mientras que el buen karma finalmente puede hacer que la persona obtenga un lugar más alto en el sistema de castas en una vida futura, el objetivo final de cualquier hindú es moksha o salvación del samsara.

Pero para alcanzar moksha, se debe hacer un esfuerzo deliberado para no quererlo, pues la salvación viene sólo después de que la persona ha abandonado todas las búsquedas y deseos, y acepta que el alma individual es uno con Brahman, el alma universal o Dios.

Otras religiones en la India

La creencia en la reencarnación también se observa en dos religiones predominantes de la India: el Jainismo y el Sijismo.

Los jainistas creen que el alma acumula el karma como una sustancia física real, y mientras el alma está agobiada por las partículas kármicas, debe enlazar con un cuerpo, iniciando una serie de renacimientos. Sólo cuando el alma está libre de todo karma puede salir del ciclo de la reencarnación.

El Sijismo también enseña la reencarnación, para que la persona salir del ciclo de nacimiento y renacimiento, debe alcanzar un conocimiento completo y convertirse en uno con Dios.

Interpretaciones de la reencarnación (parte 1)

Imagen: crystalinks


Posts Relacionados :

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *