Idea

En el ocultismo, se piensa que el término “idea” es de origen o base femenina; algunos lo designan como la representación de la “Diosa Interior”.

Durante la época medieval, los teólogos, por su aversión a las connotaciones femeninas del término, descartaron su origen antiguo y se basaron en la teoría astral de Aristóteles, que implicaba la determinación astrológica de los pensamientos, es así como el término femenino “idea” fue sustituido por el masculino “concepto”.

Independientemente de los cambios del origen de la palabra “idea” a través del tiempo, todavía hay muchas personas que mantienen su connotación femenina. Algunos sostienen que es tan natural para la mente producir ideas, como lo es para los árboles tener hojas, o para las mujeres tener hijos.

Todos los seres vivos -dadas las circunstancias adecuadas- son capaces de reproducirse por sí mismas. Por ejemplo, muchos escritores se refieren a sus obras como los hijos de su cerebro; lo que significa que sus ideas, dieron a luz a las obras.

Esta connotación femenina del término “idea” también estuvo presente en las enseñanzas de los gnósticos, pues consideraban al Dios cristiano como un demiurgo, el hijo de la Madre que ha creado en su mente todas las “ideas” de las cosas que él hizo en el mundo material. Consideraron que el demiurgo  había pecado porque era un ignorante de la Madre y del hecho de que todas sus ideas se habían originado a partir de ella, es así como arrogantemente afirmó que todas las ideas eran suyas.

Esta concepción de que Dios es culpable del pecado de la arrogancia en contra de la Diosa Madre se dio a conocer dentro de las primeras sectas gnósticas, hasta que la Iglesia Ortodoxa la declaró como herética y por la fuerza ha cambiado las mentes de sus seguidores.


Te Puede Interesar

Leave a Comment