I Ching: Cómo consultar al oráculo

El I Ching, según la tradición china, jamás falla. Ha sido usado como oráculo desde la antigüedad, pero no es sólo eso sino mucho más: es libro de sabiduría en el cual encontraremos la verdadera expresión de los sucesos de la Naturaleza y su relación con nuestra vida. Pero ¿hay una manera especial de hacerlo? ¿cómo consultar al oráculo?

Cómo consultar al oráculo

En el I Ching, la formulación de la pregunta es casi tan importante como la pregunta en sí misma y tiene un papel decisivo en el éxito o en el fracaso de la consulta.
Por eso, antes que nada, debes realizar la pregunta con claridad, pues:

“Solo quien sabe lo que busca podrá encontrarlo”

Dicen los chinos estudiosos del I Ching, que una pregunta confusa revela una mediana comprensión del problema ante el cual nos hallamos. Pensar en ello significa también dar un primer gran paso hacia la obtención de la ayuda, pues te explicitas qué es lo que estás buscando y ello resulta desde el comienzo revelador.
Pero ¿cómo debes formular la pregunta?
Debes tener en cuenta dos aspectos:

La intención: Consiste en adecuarse a la finalidad del libro, que es, auxiliar al hombre en busca de la verdad y en busca de sí mismo. El I Ching busca una explicación a lo que es, en contra de lo que parece ser.

La forma: Significa expresarse de modo claro, sintético y exacto. Si no has madurado el problema quizás la interrogante presente ambigüedades y una pregunta no debe tener nunca más de un significado.

Debes por lo tanto pensar exactamente lo que necesitas saber y cuando hayas llegado a la esencia del asunto, ya libre de aspectos secundarios, sabrás exactamente cómo consultar al oráculo.


Te Puede Interesar

Leave a Comment