Historia de los vampiros (parte 1)

Historia de los vampiros (parte 1)

El vampiro, es considerado un “depredador seductor”, cuya historia se remonta a miles de años; y aparece en decenas de diferentes culturas.

Los vampiros de los libros, películas y programas de televisión contemporáneos son criaturas increíblemente elaboradas. De acuerdo con la mitología predominante, todos los vampiros una vez fueron un ser humano, que -después de haber sido mordidos por un vampiro- murieron y resucitaron transformados.

Los vampiros anhelan la sangre de los vivos, a quienes cazan durante la noche; y usan sus colmillos que sobresalen para perforar el cuello de sus víctimas.

Ya que son cadáveres reanimados, se refiere a los vampiros a menudo como “los no-muertos”. Aún así, pueden pasar por humanos saludables, de hecho, los vampiros pueden ser seres atractivos y altamente sexuales, y seducir a sus presas antes de alimentarse. Un vampiro también puede tomar la forma de un animal, generalmente un murciélago o un lobo, con el fin de acercarse sigilosamente a una víctima.

Los vampiros son potencialmente inmortales, pero tienen algunos puntos débiles. Pueden ser destruidos por una estaca en el corazón, fuego, decapitación y luz solar directa.

Esta figura del vampiro, es en realidad un invento bastante reciente. Bram Stoker lo concibió en su novela de 1897 “Drácula”. Pero mientras que los detalles son nuevos, la mayoría de los elementos individuales de la leyenda tienen raíces profundas, que abarcan muchas regiones y culturas.

Los primeros vampiros: Lamastu y Lilith

Nadie sabe con certeza cuando aparecieron las primeras figuras vampíricas, pero las leyendas se remontan por lo menos a 4.000 años, en los antiguos asirios y babilonios de Mesopotamia.

Los Mesopotámicos temían a Lamastu, una diosa-demonio viciosa que se aprovechaba de los seres humanos. En la leyenda asiria, Lamastu, la hija del dios del cielo Anu, podía introducirse en una casa por la noche y robar o matar a los bebés, ya sea en sus cunas o en el útero. Los creyentes atribuyen el síndrome de muerte súbita del lactante y el aborto involuntario a esta diosa.

Lamastu, también se aprovecha de los adultos, chupando la sangre de los hombres jóvenes y trayendo enfermedades, esterilidad y pesadillas. Ella es a menudo representada con alas y garras de pájaro, y, a veces con la cabeza de un león.

Lamastu está estrechamente asociada con Lilith, una figura prominente en algunos textos judíos. Las leyendas de Lilith varían considerablemente, pero en las versiones más notables de la historia, se dice que ella era la mujer original. Dios creó a Adán y Lilith de la Tierra, pero pronto hubo problemas entre ellos; pues Lilith se negó a tomar una posición subordinada a Adán.

En una versión antigua de la leyenda, Lilith abandonó el Edén y comenzó a dar a luz a sus propios hijos. Dios envió tres ángeles para traerla de vuelta, y cuando ella se negó, los ángeles le dijeron que matarían a 100 de sus hijos todos los días hasta que regresara. Lilith a su vez prometió destruir a los niños humanos.Historia de los vampiros (parte 1)_1

Mientras se representa a menudo como una criatura aterradora, Lilith también tenía cualidades seductoras. Los antiguos Judíos creían que venía a los hombres en la noche como un súcubo.

Si te ha parecido interesante ayúdanos compartiendo el post o dándole a Me Gusta.

Imágenes: vampire, vampiresamongus


Te Puede Interesar

Leave a Comment