Historia de la Grafología

La grafología es la ciencia que estudia o se encarga de la interpretación de la escritura a mano, en donde se analiza la forma y disposición de las letras para descubrir algunos rasgos de la personalidad.

Esta actividad se remonta a tiempos antiguos. Aristóteles afirmaba que podía definir el alma de una persona por el estudio de su puño y letra; Suetonio decía que la forma de escribir del emperador Augusto (sin separar las letras) daba cuenta de su carácter descuidado.

En el siglo 17, Camilo Baldi publicó un tratado en latín llamado De Signis ex Espistolis (1622). Durante el siglo 19 la grafología empezó a ser reconocida como una pseudo-ciencia en Francia cuando el abate Flandrin (1804 – 1864) hizo un estudio detallado de autógrafos. En 1827 Adolphe Desbarolles publicó su obra “Los misterios de la escritura: el arte de juzgar a los hombres por sus autógrafos”. Luego de estas publicaciones surgieron otras que fueron encasilladas entre la ciencia y el ocultismo.

En los tiempos modernos, a pesar que la grafología todavía no se considera como un estudio totalmente científico por algunos, hay algunos puntos en común en los que coinciden los profesionales:

  • Es de suma importancia la inclinación de las palabras para determinar rasgos de la personalidad, así como la manera de unir las letras.
  • Algunos resultados de pruebas grafológicas son muy similares a las encontradas en las pruebas psicométricas (psicología).
  • La firma es un retrato simbólico de la personalidad.

La grafología está siendo cada vez más aceptada y utilizada, esto es palpable por el gran  número de empresas y agencias de ley que la están utilizando para sus investigaciones.


Te Puede Interesar

Leave a Comment