Hechos curiosos de la Biblia

La Biblia es el libro profético más leído y seguido de toda la historia, si bien contiene el desarrollo de la humanidad y las claves para llevar una relación armoniosa con Dios y con el prójimo, los estudiosos también han encontrado algunos hechos curiosos e interesantes; algunos referidos al mundo animal y otros marcados por la exageración de los hechos.

La siguiente es una recopilación de 5 hechos curiosos que encontró Minot Pettinat en su revisión personal de las escrituras.

El cuervo en el Génesis:

El cuervo es una de las primeras aves nombradas en la Biblia; es decir, mencionada con el nombre con el que se le conoce en la actualidad. Esto se puede constatar en Génesis 8:6, 7 “Así sucedió que al final de cuarenta días, Noé procedió a abrir la ventana del arca que había hecho. Después de que él envió un cuervo, y continuó volando al aire libre, de ida y vuelta, hasta que las aguas se secaron de la tierra”.

Espantapájaros en Jeremías:

En Jeremías 10:5 encontramos una alusión al espantapájaros: “Como un espantapájaros en un melonar, sus ídolos no pueden hablar, deben ser llevados, porque no pueden caminar. No temáis: no pueden hacer ningún daño, ni pueden hacer ningún bien”.

El maná y el Arca de la Alianza:

El maná solo pudo ser visto y probado por una generación de israelitas, pues aunque el mandato de Dios incluía guardar maná en una jarra de oro que se guardaba en el templo (en el Arca de la Alianza), para que las generaciones siguientes tuvieran prueba del milagro; cuando mudaron el Arca de la Alianza al templo que construyó Salomón, la jarra había desaparecido.

Banquete de seis meses en el libro de Esther:

Uno de los ejemplos de exageración se encuentra en el extracto del libro de Esther que indica la realización de un banquete de 180 días, si en realidad se analiza bien la frase, no se dice que el banquete como tal duró 180 días, sino que el rey demostró durante ese período de tiempo su riqueza y gloria.

Nieve:

La nieve es uno de los elementos naturales a los que se utiliza como ejemplo en la Biblia, aparece unas 22 veces en varios libros, para describir la apariencia de situaciones o enfermedades como la lepra, entre otros.

 


Te Puede Interesar

Leave a Comment