Hechizos Malévolos

Los hechizos malévolos o maldiciones son conjuros de magia que se colocan sobre alguien para hacerle daño, las repercusiones de este tipo de hechizo pueden ir desde una enfermedad, daño financiero e incluso la muerte. Las maldiciones son la forma más temida de la magia, que es la conocida como magia negra.

Las maldiciones pueden hacerse efectivas desde el mismo momento que son lanzadas y durar por muchos años, se han conocido casos de maldiciones establecidas en familias y que han sido sufridas durante generaciones.

El uso de la maldición ha sido utilizado por muchas culturas, la forma más común de practicarla es a través de la efigie, este es una especie de muñeco que representa a la persona a la que se le quiere hacer daño. Esta efigie era pintada lo más parecida posible a la victima, pues se creía que a mayor semejanza, mayor era el daño causado a la persona.

Como todo hechizo, las maldiciones han sido comercializadas a través de los tiempos; con el auge de las brujas, se vendían las maldiciones como un servicio a los demás, esto puede verse en una de las sentencias de Platón:

“Si alguien quiere herir a un enemigo, por un módico precio, ellos (los hechiceros) harán el bien o el mal por igual, pues se consideran el enlace de los dioses para servir a sus fines mediante hechizos y maldiciones”.

Para realizar este tipo de rituales, además de las efigies, también pueden ser utilizados objetos personales tales como fotos, ropa, cabello, entre otras.

En la mayoría de las creencias paganas, las brujas evitan lanzar maldiciones, pues están seguras de que se les devolverá; sin embargo, si consideran que la maldición está justificada, la realizan sin mayor miramientos.

Tradicionalmente, el momento más propicio tanto para lanzar una maldición como para romperla es durante la luna menguante.


Te Puede Interesar

One Thought to “Hechizos Malévolos”

  1. andrea

    qiero aprender a la magia negra porqe me gusta mucho!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1

Leave a Comment