Extracción de plantas medicinales

Las plantas aromáticas son extraídas por sus propiedades medicinales, y es así como hay diversos métodos de extracción que producen sustancias tales como: tinturas, aceites esenciales y aceites de infusión. Durante siglos, las plantas aromáticas han sido extraídas de diversas maneras, tanto para fines de perfumería como para fines medicinales.

Hoy veremos los diferentes métodos de extracción y los usos que se les puede dar al producto resultante.

Maceración de plantas:

La maceración de las plantas es una práctica antigua tan simple que se puede llevar a cabo el proceso en casa. La maceración de las plantas es anterior al proceso de extracción de aceites esenciales.

Puedes utilizar el material vegetal, tales como rosas, madreselva, jazmín, lavanda, caléndula, romero y lilas para hacer tus propios aceites macerados; solo debe llenar un frasco pequeño con aproximadamente tres cuartas partes de un aceite portador orgánico  (aceite de girasol o de almendras) y colocar el material recolectado en el interior de una jarra; coloca una tapa en la parte superior del frasco y déjalo en un lugar soleado o caliente. Después de aproximadamente una semana, separa el material vegetal del aceite con un colador, en este paso puedes añadir material vegetal fresco y dejar macerar durante más tiempo.

Destilación de plantas:

La destilación de los aceites esenciales de las plantas también es una práctica muy antigua, aunque el proceso de destilación que conocemos hoy en día no es exactamente la misma que la utilizada hace mucho tiempo.

Este es un proceso por el cual se coloca el material vegetal en una gran cubeta, se calienta hasta liberar moléculas pequeñas a través de la evaporación y se enfria de nuevo para que se condense de nuevo en forma líquida. El aceite resultante esencial se separa del agua debido a que la densidad del aceite difiere de la del agua. Estos son los aceites esenciales que se utilizan en la práctica de la aromaterapia.

Extracción de hierbas:

Las plantas también pueden ser extraídos para producir una sustancia llamada tintura. Una de las sustancias más comunes que se utilizan para producir un tinte de una planta es el alcohol. El material vegetal se combina con el alcohol, y el extracto resultante es una combinación de los aceites de la planta mezclados con el alcohol.

Las tinturas difieren de los aceites macerados en que se deja el material vegetal en reposo durante varias semanas sin la ayuda de calor o luz solar.

Otros métodos de extracción:

Se puede extraer los beneficios medicinales de las plantas de otras maneras a las descritas anteriormente; sin embargo, las anteriores son algunas de las formas más comunes en las que se utilizan extractos de plantas.

Además, las plantas se pueden utilizar incluso en su estado natural, pues la extracción de las plantas medicinales produce una sustancia que retiene muchas de las propiedades curativas de la planta de la que se extrae y permite que sea utilizada en varias formas.


Te Puede Interesar

Leave a Comment